Cómo preparar salsa blanca light

 

La es una de las salsas más tradicionales, a casi todo el mundo le gusta y va perfecta para acompañar tus platos.

 

 

Puede acompañar la preparación de un relleno, usarse en la pasta o gratinar una receta. La salsa blanca, también conocida como , se puede utilizar para una infinidad de platos.

Te proponemos una versión light y casera de esta receta para que puedas acompañar tus platos sin dejar de cuidar tu línea.

INGREDIENTES

  • Una taza de leche desnatada
  • Una cucharada de fécula de maíz
  • Una cucharada de aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

 

PREPARACIÓN

  1. Pon a calentar la leche. Cuando ya esté caliente pero sin llegar a hervir, añade el aceite y la cucharada de fécula de maíz.
  2. Llévalo a ebullición y deja que se espese un poco.
  3. Cuando tenga la consistencia que tú desees, apaga el fuego. (Ten en cuenta que a medida que se enfríe se irá haciendo más espesa).
  4. Condimenta la salsa son sal, pimienta y nuez moscada, al gusto.


CONSEJOS DE PRESENTACIÓN:

Esta receta puede acompañar perfectamente a un soufflé de queso light o a unas acelgas gratinadas. Es aconsejable servir en cuenco diferente por si hay alguien a quien no le gusta alguno de los ingredientes con los que se prepara la salsa.

 

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.

Facebook

Twitter

Google Plus